Consulta pública sobre el desarrollo reglamentario de la Ley 7/2020, de 31 de agosto, de Bienestar, Protección y Defensa de los Animales de Castilla-La Mancha

Organismo: Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural
Estado: Abierto
Fechas de la Fase de Participación: -

La buena práctica administrativa y los principios de accesibilidad, transparencia y participación de la ciudadanía en los asuntos públicos, aconsejan, a través de este Portal de Participación, sustanciar consulta pública con carácter previo a la elaboración de anteproyectos y proyectos de ley y reglamentos, dando asimismo aplicación al Acuerdo del Consejo de Gobierno, de 28 de febrero de 2017, por el que se adoptan medidas para habilitar la consulta pública previa en el procedimiento de elaboración normativa.

Antecedentes de la norma:

El antecedente normativo para la protección y defensa de los animales domésticos en Castilla-La Mancha se encuentra en la Ley 7/1990, de 28 de diciembre, de Protección de los animales domésticos, en la que se establecían las normas básicas de protección de los animales domésticos, de los salvajes domesticados y de los animales de compañía. Se establecían los requisitos mínimos que debían cumplir los criaderos, establecimientos de venta y centros para el mantenimiento temporal de animales de compañía, así como la inclusión en esta ley de la ordenación de los centros de recogida de animales abandonados y de las asociaciones de protección y defensa de los animales domésticos.

 

Desde entonces el aumento de la tenencia doméstica de especies distintas de las tradicionalmente consideradas como animales de compañía, así como el rechazo de la sociedad al sacrificio de animales, unido al incremento de actividades económicas y comerciales relacionadas con los mismos dan lugar a la aprobación de Ley 7/2020, de 31 de agosto, de Bienestar, Protección y Defensa de los Animales de Castilla-La Mancha , norma que responda a estos nuevos aspectos siempre desde el respeto y defensa de los animales y con el fin de lograr el sacrificio cero.

 

Dicha ley se convierte tras su promulgación en nuestra región, en un referente nacional y autonómico a fin de evitar situaciones de maltrato a los animales, reforzar el respeto hacia los mismos y a dotar de eficacia jurídica a las obligaciones establecidas en la normativa aplicable, articulando un conjunto de infracciones y régimen sancionador propios de la ley.

 

Esta nueva ley mantiene una serie de obligaciones y prohibiciones generales para los poseedores y subsidiariamente para el titular de los animales.

 

Siendo necesario implementar la aplicación de esta norma con un reglamento que puntualice la aplicación de esta ley de un modo más conciso, a fin de completar el régimen jurídico de aplicación a estos animales que, como sociedad avanzada y moderna, e integrantes de la misma no pueden quedar sin cobertura.

Problemas que se pretenden solucionar con la nueva norma:

Se pretende desarrollar el régimen jurídico de la ley para definir el procedimiento que articule el control de la gran cantidad de los animales abandonados (sobre todo perros y gatos incluyendo las colonias felinas) y su traslado y mantenimiento durante largas estancias de tiempo en centros de acogida o protectoras, ya que es una problemática real existente en todos estos centros y en nuestra sociedad.

Así, también se pretende articular unas herramientas efectivas de control para disminuir los abandonos de los animales hasta cifras que sean asumibles, así como la concienciación de la sociedad con las adopciones y cesiones temporales de perros y gatos.

Conseguido esta disminución de abandonos hasta niveles aceptables se podrá seguir avanzando hacia el sacrificio 0.

En esta línea de concienciación y sensibilización social, con la nueva norma se pretende desarrollar, en colaboración con distintas entidades y agentes, programas de educación, formación sobre el abandono y el maltrato de los animales y sus consecuencias.

Toda vez que la Ley 7/2020, de 31 de agosto, de Bienestar, Protección y Defensa de los Animales de Castilla-La Mancha, promueve la tenencia responsable de animales, mediante el futuro reglamento de desarrollo de la misma, se concretarán las acciones divulgativas y formativas, junto con guías de buenas prácticas para:

  • fomentar el cuidado, la protección y garantizar el bienestar de los animales.
  • evitar la compra compulsiva de razas o especies de animales de moda.
  • concienciando sobre la importancia del control sobre las reproducciones de nuestros animales para evitar las camadas o crías indeseadas que irá avocadas al abandono.

 

No obstante, al mismo tiempo que se promueve la tenencia responsable se controlarán y protocolizarán los sacrificios para conseguir el “sacrifico 0”.

Otro aspecto necesario de desarrollo es la formación del personal que trabaja con los animales, como una medida para garantizar el bienestar de los mismos y la protección hacia ellos.

Se hace necesario, asimismo, concretar las justificaciones para uso de determinados instrumentos en el manejo de los animales, aplicación de cirugías, control de poblaciones y las obligaciones y prohibiciones descritos en el articulado de la norma.

Necesidad y oportunidad de su aprobación:

La necesidad y oportunidad del reglamento viene dada por el cumplimiento de la habilitación que la Ley 7/2020, de 31 de agosto, de Bienestar, Protección y Defensa de los Animales de Castilla-La Mancha, contiene en su disposición final primera, por la que se habilita a que el Consejo de Gobierno de la Junta de Comunidades de Castilla-la Mancha, en el plazo máximo de 12 meses a partir de la entrada en vigor de la presente ley, desarrolle reglamentariamente la misma, sin perjuicio del desarrollo normativo que corresponda a los Ayuntamientos en el ámbito de sus competencias y las habilitaciones expresas que en esta ley se realizan a la Consejería con competencias en materia de bienestar animal.

Objetivos de la norma:

Este Reglamento tiene como objetivo completar la regulación para el bienestar, la protección y defensa de los animales de Castilla-La Mancha, recogida en la ley 7/2020, de 31 de agosto.

Posibles soluciones alternativas, regulatorias y no regulatorias:

No existen soluciones alternativas legales a esta propuesta, ya que la regulación global de la norma debe abordarse mediante Reglamento para introducir en el ordenamiento jurídico los objetivos y principios que contienen para que puedan ejecutarse en su caso.

Añadir nuevo comentario

Para poder participar necesitas acceder al portal con su usuario y contraseña. Puedes consultar más información de como participar en la sección "Cómo participar".

Consulta lo que otros han comentado

Agustín de Diego Martínez
25/02/2021
Entiendo que los recursos…
Entiendo que los recursos públicos dedicados a esta actuación, deben ser mínimos y que deben gravitar directamente sobre los tenedores de animales (mascotas). Los animales destinados a la alimentación, u otros servicios, también deben tener su regulación y debe estar dentro de su régimen de producción. La tenencia de animales (mascotas) va en aumento. Ello supone un aumento también de faltas de responsabilidad, inherentes al cambio de circunstancias sociales y económicas, individuales o colectivas. Mi propuesta es gravar con impuestos directos esta actividad. Y tener siempre presente la situación de seres humanos en condiciones de hambruna, sin posibilidades de desarrollo. Se debe priorizar los recursos destinados a los seres humanos antes que a la protección y cuidado de los animales.